Cáncer


¿Qué es el cáncer mamario?

Es un crecimiento descontrolado de las células mamarias. Los tumores de glándulas mamarias en las perritas representan el 42 % de todos los tumores caninos y el 82% de los tumores que afectan los órganos reproductivos. Esta enfermedad puede presentarse en cualquier hembra, aunque es más frecuente en perras viejitas.


Signos:

Tenemos que estar siempre al cuidado de nuestras mascotas, esta enfermedad es de frecuente observación ya que el principal signo es la aparición de “bolitas” en la glándula mamaria y en algunos casos la inflamación de ganglios linfáticos.


Diagnóstico:

Se realiza a través de una historia clínica detallada, importante saber si la mascota ha sido sometida a tratamientos anticonceptivos hormonales, ya que estos elevan significativamente el riesgo de padecer tumores, es muy importante mencionar todo lo que sabemos de nuestras mascotas, cualquier detalle por mínimo que parezca será de utilidad para el médico veterinario. Se tiene que hacer un examen físico completo, radiografías para determinar posibles metástasis (generalmente en pulmón), estudios de laboratorio (citológicos e histopatológicos) que permitirán determinar si se trata de tumores malignos o benignos.

Es importante realizar un diagnóstico diferencial ya que se pueden confundir con una mastitis.


Tratamiento:

El tratamiento de rutina de los tumores mamarios caninos es quirúrgico. Generalmente los tumores mamarios avanzados responden de manera dudosa la irradiación (puede ser utilizada para intentar retrasar el crecimiento, o reducir su tamaño para una posterior cirugía). La respuesta a la quimioterapia es muy variable.

Hoy en día existen varios protocolos, el cual será elegido por el veterinario oncólogo de acuerdo a determinadas variables (edad, estadio clínico de la enfermedad, tipo de tumor, grado de malignidad, etc.).

Pronóstico:

Tamaño de tumor, tipo de tumor, grado del tumor, presencia de invasión vascular o linfática, son factores a considerar al momento de hacer un pronóstico. No olvidemos que las recidivas (nuevo desarrollo tumoral una vez extraído quirúrgicamente el tumor inicial) son frecuentes, como así también las metástasis (desarrollo del tumor en otras partes del cuerpo). Una vez detectadas las metástasis el pronóstico es muy sombrío, y el tratamiento sólo paliativo.


Algunos estudios han demostrado que los tumores de 3 cm o menos tienen un mejor pronóstico, también indicaron que una OVH realizada en el momento de la extirpación del tumor mejoraba significativamente la tasa de supervivencia de dos años.


No siempre el decir cáncer es una condena de muerte instantánea, ya hay tratamientos vanguardistas aplicados en la medicina veterinaria, claro que para lograr brindarle una mejor calidad de vida y una mayor sobrevivencia a tu mascota es importante la detección temprana para instaurar un tratamiento adecuado oportuno. Así que recuerda llevar a revisiones periódicas a tu mascota.



Featured Posts