Mi primer encuentro con piojos



Era un sábado en la madrugada, cuando escuché a un cachorro llorando y llorando, eche un vistazo por la ventana y no vi nada, pero el llanto no paraba, así que decidí salir por la puerta principal y dar unos pasos por la calle, ya estaba por entrar cuando me percate que había una caja de cartón a la orilla de la cochera y algo se asomaba, me acerque y adentro me encontré un cachorrito asustado, mojado y lleno de unas “bolitas naranjas/rojas”, al principio no le di importancia a esas “bolitas”, en mi mente solo pasaba la idea de secarlo, ponerle una cobija calientita y ofrecerle alimento. Lo tenía en mis brazos cuando una amiga llega y me dice sorprendida “¿no te da cosa abrazarlo porque tiene piojos?”, lo aparte de mí y me puse a observarlo detenidamente, esas “bolitas” se movían y tenían patas…eran unos indeseables PIOJOS. Esa fue la primera vez que tuve frente a mis ojos esas diminutas criaturas, y como no deseaba convivir con ellas, corrí al baño a duchar con un jabón especial contra ectoparásitos al perrito.


Los piojos no son tan comunes en los perros como lo son las pulgas, pero es fácil encontrarlos cuando hay ausencia de prácticas sanitarias.

Características:

  1. Pequeños insectos parásitos, miden 2-4mm de largo.

  2. Aplanados dorsoventralmente.

  3. Sin alas.

  4. No saltan, se pasan de pelo en pelo.

  5. Tres pares de patas.

  6. Son chupadores (se alimentan de sangre) o masticadores (comen pelos, plumas o piel), dependiendo de la especie del piojo.

  7. Color gris blanquecino.

  8. Realizan todas las etapas de su ciclo en el cuerpo del hospedero. Tienen tres fases: huevo, larva y adulto.

  9. Las hembras pueden poner hasta 300 huevos en sus 30 días de vida.

  10. Cada especie de piojo vive sobre una determinada especie animal, p.ej., el piojo del perros es propio del perro, no parasita al hombre y viceversa.

Piojos comunes en nuestras mascotas:

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts