Problemas Articulares



Te parecerá increíble, pero los problemas articulares no son exclusivos de los ancianos humanos, también son muy comunes en los perros. Depende mucho de la edad, raza, peso, alimentación y actividad física que tenga tu mascota el prevenir o retrasar la aparición de alguna de estas enfermedades.


Enfermedades:



Una de las enfermedades degenerativa más común es la “Osteoarritis” la cual afecta el cartílago articular y es común que se presente en cadera, rodillas y codos. Es una enfermedad dolorsa.


Algunos tipos de cáncer en huesos, como ejemplo tenemos el osteosarcoma siendo el más común, se origina en las células de los minerales de depósitos óseos, en segundo lugar está el condrosarcoma (ataca la superficie el cartílago de las articulaciones en los extremos de los huesos), le sigue el fibrosarcoma (se origina en el tejido conectivo fibroso cercano al hueso) y por último carcinoma de células sinoviales (Afecta los tejidos de las articulaciones e invade el hueso asociado). Los huesos largos como lo es en el caso del femúr son los más afectados. El cáncer en los huesos tiende a afectar más a as razas grandes o gigantes.


No nos olvidemos de la obesidad que aunque no es propia de perros ancianos, muchos perros ancianos tienden a subir de peso por la disminución en su actividad física o por una dieta inadecuada, la obesidad provoca dolor en las articulaciones debido al peso que debe soportar el perro.


Podemos tomar medidas preventivas para evitar o retrasar la aparición de estas enfermedades, algunos puntos que tenemos que tomar en cuenta son:

  1. Practicar ejercicio regularmente

  2. Dieta que contenga la correcta cantidad de calcio y/o nutrientes necesarios, algunos laboratorios ya venden suplementos alimenticios especiales para perros con predisposición a problemas articulare, como es el caso de la condroitina, glucosamina, ácidos grasos OMEGA 3 y algunos minerales como cobre, magnesio y zinc.

  3. Evitar la obesidad


Es importante que estés siempre al pendiente de tu viejito y prestar atención si presenta lo siguientes signos:

  1. Rigidez en las patas

  2. Disminución de la actividad física.

  3. Cojera

  4. Debilidad muscular

  5. Quejidos



Tratamiento:

Depende la enfermedad, pero en la mayoría se administrarán analgésicos, antiinflamatorios, de requerir cirugía se realizará, aunado con una correcta alimentación y ejercicio moderado.


No olvides hacer visitas regulares al médico veterinario. y ejercicio moderado.

olvides hacer visitas regulares al médico veterinario.

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square